La Reflexología es un arte curativo de hace más de 4,000 años en donde culturas como la egipcia y la china ya la utilizaban como disciplina médica. Explorando su organismo, el ser humano fue poco a poco descubriendo la existencia de puntos en su cuerpo muy específicos y sensibles en donde, al ejercer cierta presión, se podía estimular el funcionamiento de algunos órganos, glándulas y sistemas. Con el devenir del tiempo este conocimiento se fue ampliando y refinando, el estudio se hizo más profundo y serio hasta que dio lugar al desarrollo de varias técnicas curativas donde a partir de la presión ejercida en ciertos puntos se podía sanar prácticamente cualquier enfermedad. De aquí surgen dos terapias muy importantes de la medicina natural: la acupuntura y laReflexología.

La Reflexología Podal estudia los reflejos y puntos de los pies y su relación con cada parte del organismo. Estimular estos puntos relaja y contribuye a que el organismo busque su propio balance energético. Es aplicada en los pies y es un medio de autoregulación muy practicado y reconocido en la mayor parte del mundo como un método de apoyo muy eficaz a la medicina, realmente efectivo para un sin número de enfermedades, para prevenirlas y para apoyar alternando con su tratamiento médico.

La práctica de la Reflexología Podal consiste en una técnica desarrollada a base de un estudio aplicado en la zona de los pies, en donde se investiga minuciosamente, antes que nada, los signos y las condiciones en esta zona en cada paciente. Una vez estudiada la zona, se procede a efectuar una estimulación del torrente sanguíneo tomando como guía un mapa plantar, en donde pueden ubicarse los puntos claves. El primer efecto que produce está estimulación es de relajación profunda, se atenúan las tensiones musculares y esto se refleja en todo el sistema nervioso del cuerpo.

Esta estimulación libera endorfinas y neurotransmisores a partir de los meridianos provocando una acción muy benéfica en el organismo la cual actúa y circula por medio del sistema nervioso periférico y vegetativo llegando hasta los músculos, huesos, órganos, glándulas, sistemas, y todo el organismo entero.

Cada punto clave del pie está relacionado con un órgano del cuerpo. La presión en zonas particulares y puntos específicos pueden incidir en el sistema neuromotor y neurovegetativo de una forma muy particular la cual queda evidenciada en el efecto con el que responde cada parte del cuerpo. La Reflexología actúa benéficamente en los músculos, los huesos, la artrosis, los órganos, las vías urinarias, la fibrosis, los espasmos musculares reflejos causados por traumatismos y todo desequilibrio a nivel físico, emocional y metnal. Actúa también beneficiando los dolores de cólicos, actúa estimulando favorablemente los riñones, el hígado, las glándulas, las tensiones musculares, los pulmones, el sistema circulatorio, armoniza el buen funcionamiento de los sistemas, ayuda a combatir cefaleas, migrañas, lumbalgias, etc. Se ha demostrado que, además, regula el metabolismo, el trabajo orgánico, la simetría muscular y activa la circulación. La técnica estudiada y bien practicada es una muy útil herramienta indicada para el tratamiento del dolor post operatorio, durante el parto, lesiones deportivas, etc.

La Reflexología está basada en una teoría ampliamente comprobada la cual explica la existencia de micro-conexiones nerviosas y linfáticas de muchos puntos específicos del cuerpo entre sí. Son esas áreas en donde se localizan zonas reflejas de cada parte del cuerpo a las cuales se les conoce con el nombre de Zonas Microreflejas.

El hígado, por ejemplo, tiene pequeñas áreas microreflejas tanto en la planta de los pies como en la palma de las manos, en el pabellón de la oreja, en el cuero cabelludo, en el iris de los ojos, en las uñas y en algunos sitios más. Mediante la adecuada estimulación de esos puntos, la funcionalidad del órgano se puede modificar, incitando al órgano a que recupere y restablezca el equilibrio de sus funciones, el balance natural de la energía y la vital armonía de todo el organismo.

La Reflexología no intenta sustituir la asistencia de un médico profesional ni ningún tratamiento o medicamento que el paciente este usando, sin embargo, la combinación de un buen reflexólogo más un eficiente nutriólogo puede ser una extraordinaria estrategia para realmente recuperar la salud completa, sea cual sea la enfermedad o desequilibrio. Lo anterior mucho tiene que ver con la actitud del paciente frente a su padecimiento, pues mucho tiene que ver el valor que le damos a cada medicina o terapia alternativa.

El explorar nuevas alternativas siempre es un recurso que aporta nuevos conocimientos y nuevas formas de enfrentar algo. Mucho se cansa uno de la dependencia a los doctores y medicamentos y se llega hasta creer que la enfermedad es algo ajeno a uno cuando el organismo tiene dentro de sus virtudes la facultad más extraordinaria de la curación. Estar sano no es la búsqueda constante de callar los síntomas y no tiene nada que ver con un milagro. La salud es el estado natural del ser humano, y cada vez que se busca la forma de estimular la cualidad curativa del cuerpo, lo que en realidad se busca es la verdadera naturaleza.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0

Leave a Reply